- Amoniaco (NH3): Es uno de los fluidos que se utilizaron en la práctica. Se caracteriza por ser una sustancia corrosiva, tóxica y perjudicial para el medio ambiente.

 

 - Pipeta: Recipiente de vidrio que sirvió para medir el volumen que debíamos coger del tarro de amoniaco e incluirlo en el matraz aforado.

 

- Aspirador de pipeta: Se utilizó acoplándolo a la pipeta, para succionar el amoniaco del tarro. Esta era de plástico.

 

- Matraz aforado: Instrumento de vidrio que se empleo para medir el volumen de la disolución con gran precisión. En este no se puede echar ni calentar líquidos. Este tiene un enrase que marca con exactitud el volumen.

 

- Cuentagotas: Instrumento que se llenó de agua destilada y que se empleó para llegar al enrase del matraz con más exactitud.

 

- Frascos lavadores: Recipiente de plástico con tapón y un tuvo fino y doblado. Este contiene en su interior agua destilada y sirvió como diluyente en la disolución.

 

- Papel indicador: Se utilizó para averiguar el pH de la disolución, según era de un color u otro, o de un número u otro, era básica o ácida. 

 

   

 

 

 Atrás                                                                                                                           Adelante