INTRODUCCIÓN

El tiempo es algo continuo. No obstante, su compresión se facilita si se divide en unidades geológicas.

Las unidades mayores son los eones, que se dividen en eras, y estas, a su vez, en periodos, los cuales engloban épocas y edades.

Actualmente, nos encontramos en el eón Fanerozoico, durante los que la vida en la Tierra ha sido abundante y variada, y en la era del Cenozoico, caracterizada por presentar una fauna bastante parecida a la actual. dentro de esta era nos hallamos en el periodo Cuaternario, cuyo dato más característico es la existencia de glaciaciones separadas por épocas interglaciares, en la última de las cuales, denominada Holoceno, nos encontramos.

Los criterios que usan los geólogos a la hora de establecer divisiones temporales son los siguientes:               

- Extinciones y relevos de fauna y flora.

- Grandes episodios de tipo tectónico.      
- Cambios climáticos.      
- Grandes cambios en el nivel del mar.