- Balanza: Instrumento que nos sirvió para saber la masa de los solutos que teníamos que verter en las dos disoluciones.

 

- Vidrio de reloj: Lámina de vidrio concavoconvexa que se empleó para pesar ioduro de potasio y el nitrato de plomo. Esto se realiza por motivos de seguridad e higiene.

 

- Dos vasos de precipitado: Utilizamos  dos de estos instrumentos para hacer la mezcla de las dos disoluciones. Estaban graduados, pero no se tuvo en cuenta.

 

- Espátula: Se utilizó para adicionar el sólido en el vidrio de reloj. Con ello podemos obtener resultados más aproximados a la masa que habría de verter.

 

- Varillas agitadoras: Varilla de vidrio que se empleó para agitar la disolución, una vez que se echó el soluto, hasta que desapareciera el hidróxido de sodio.

 

- Frascos lavadores: Recipiente de plástico con tapón y un tuvo fino y doblado. Este contiene en su interior agua destilada y sirvió como diluyente en la disolución.

 

- Embudo cónico: Está hecho de vidrio y se empleó para filtrar las disoluciones ya mezcladas y quedarnos únicamente con el sólido de esta.

 

- Papel indicador: Se utilizó para averiguar el pH de la disolución, según era de un color u otro, o de un número u otro, era básica o ácida. 

 

    - Papel de filtro: Se utilizó para retener mejor el sólido de la disolución.    Este tenía forma circular, el cual se puso en el interior del embudo.

 

   - Soporte, nuez y aro: Conjunto de aparatos que utilizamos para sostener el embudo en el aire y así dejamos de reposar la disolución hasta que se quedase únicamente el sólido.

   

 

 

Anterior                                                                                                    Siguiente